Inauguramos el albergue de peregrinos de Rocamador en Estella.

El acto de inauguración fue muy sencillo: una eucaristía de acción de gracias, bendición del albergue y un sencillo ágape para poder conversar y saludarnos.

Comenzamos el encuentro en la iglesia de Rocamador con las palabras del profesor Jesús Tanco Lerga, que hizo un breve recorrido histórico de la influencia del Camino de Santiago  y de la importancia del mismo como vía de peregrinación, culturaL y económica.  Hizo memoria también algunas fechas y acontecimientos de los Capuchinos en  Estella. Nos recordó que los frailes llegaron a la ciudad del Ega el año 1989.  En los primeros años fue colegio de filosofía y después pasó a convertirse en un convento de predicadores para toda la merindad de Estella.  En 1956 hubo un incendio que arrasó gran parte del convento y se volvió a establecer la vida conventual un 27 de noviembre de 1958.  La última etapa fue noviciado, primero de la provincia, desde 1987 y posteriormente de la CIC, desde 1993.

Con una iglesia repleta de gente comenzamos la celebración de la eucaristía.  Estuvo animada en los cantos por el coro de la Virgen del Puy, dirigido por Marisa Roa, cuya familia ha estado muy unida a este convento y a la Asociación del Camino de Santiago en Estella.  La celebración fue presidida por el ministro provincial y concelebrada por varios hermanos capuchinos, el párroco de Estella, Óscar Azcona y el de la parroquia del Corpus Christi de Pamplona, Sacramentino.  Asistieron  hermanos de las fraternidades de Pamplona P. Esteban, Logroño, Madrid, Zaragoza y Donostia-San Sebastián.  El ministro provincial explicó a los presentes la transformación de esta casa y nuestro deseo de continuar en Estella de otra forma, desde la atención a los peregrinos y la labor pastoral en torno a Rocamador. El hermano José Manuel Laseca será quien esté más presente, desde la fraternidad de Logroño.

En esta presencia capuchina ha fraguado también un proyecto de agricultura ecológica  por iniciativa de un grupo de jóvenes cooperativistas  “Uztaldi”, que quieren vivir cultivando la huerta.  No estaba el día para poder disfrutar del trabajo que  han realizado, pero todos pudimos apreciar la limpieza que han hecho del monte que rodea al convento y del buen cuidado y explotación de la huerta.

Fue sobre todo un acto de agradecimiento a todas las personas que se han implicado con los frailes como vecinos  en el pasado y a quienes han decidido implicarse en este proyecto en el futuro. Casi todas eran caras conocidas del barrio o del vecino pueblo de Ayegui, de la gente que participaba en la misa. Hubo representación de las Asociaciones del Camino de Santiago de Pamplona,  Puente la Reina y Estella, el delegado de Turismo del Gobierno de Navarra  D. Carlos Herce, etc.

En el ofertorio de la eucaristía se presentó ante los asistentes el logo que el artista estellica Carlos Ciriza, presente también en la celebración, ha realizado para el albergue. Representa una Tau atravesada por un camino, símbolo de la presencia franciscana a lo largo del camino de Santiago.

Después de la celebración, en la misma escalera del convento, se hizo un sencillo rito de bendición  y  a partir de entonces la gente pudo conocer las dependencias compartir el aperitivo , de productos ecológicos, que había preparado los miembros de Uztaldi.

Para todos nosotros fue un día de encuentro en el que hicimos memoria y miramos un poco hacia el futuro desde el servicio que se puede realizar.

Benjamín Echeverría

Project by: 3eMultimedia

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar