Albergue de Peregrinos Rocamador en Estella

Servicios del Albergue...

Reservas:
-Teléfono: 948-550549
-Email:  reservas.estella@alberguescapuchinos.org

Habitaciones con baño incluido:

- Habitación con 2 camas. Precio 40 euros la habitación.
  (Existen 8 habitaciones de este tipo)

- Habitación con 1 litera y 1 cama. Precio 16 euros por persona.
  (Existe 1 habitación de este tipo)

- Habitación con 2 literas. Precio 16 euros por persona.
  (Existe 1 habitación de este tipo)

Habitaciones con baños a compartir:

- Habitación con 2 camas. Precio 32 euros la habitación.
  (Existe 1 habitación de este tipo)

- Habitación con 1 litera. Precio 32 euros la habitación.
  (Existe 1 habitación de este tipo)

- Habitación con 3 camas. Precio 16 euros por persona.
  (Existe 1 habitación de este tipo)

- Habitación con 2 literas. Precio 13 euros por persona.
  (Existen 2 habitaciones de este tipo)

- Habitación con 3 literas. Precio 13 euros por persona.
  (Existen 2 habitaciones de este tipo)

NOTAS: (En los precios se incluyen estos servicios)
1.-Todas las camas están equipadas con sabanas, manta y cubrecama.
2.-Las habitaciones de 2 camas con baño incluido, además de la cama completa (sabanas, manta, cubrecama), se incluye toalla de baño.
3.-Todas las habitaciones disponen de taquillas con su llave correspondiente.
4.-Las habitaciones de dos camas y las completadas por grupos conocidos, familiares.... dispondrán de la llave de la habitación.
5.-Servicio wifi gratuito para todos los peregrinos.
6.-Cocina de uso libre.
7.-Los precios incluyen el IVA correspondiente según Ley (10%)

OTROS SERVICIOS ADICIONALES: (No incluidos en el precio):
1.-Existe servicio de lavadora (3 euros) y secadora (3 euros.
2.-Se podrá disponer de toallas. Precios: toalla baño (3 euros), toalla de aseo (2 euros)
3.-Existe servicio de Restaurante (desayunos, comidas y cenas) (desde el 15 de marzo al 15 de octubre)
Los precios y horarios de este servicio estarán expuestos en el albergue.

HORARIO:
Apertura: 12:00 horas.
Cierra: 22:00 horas.

Origen de Estella...

La ciudad de Estella ve la luz en el año 1090. El propósito de su fundación no era otro que dar posada y alimento a los peregrinos que llegaban andando de diferentes puntos de Europa en su camino a Compostela. Durante siglos fue el centro comercial e industrial más importante de la zona, hasta el punto que llegó a ser el primer código de comercio de la península ibérica.

Estella guarda al peregrino un legado de valor incalculable en cuanto a hitos históricos,tradiciones y monumentos.

El templo de Santa María de Rocamador...

Cuenta la leyenda que la Virgen María, después de su Asunción a los cielos, se apareció a su antiguo criado Zaqueo el publicano y le ordenó que se trasladara a las Galias para hacer vida eremítica. Llegado a Francia, después de fundar el santuario de Le Puy se trasladó a Quercy, moró en la oquedad de una roca, levantó una capilla, y conocido por los indígenas paganos como "Amator Rupium" (Amador de las rocas), recibió el nombre de Amador, y Roc-Amador (roca de Amador) pasó a ser el de la roca en que habitaba, que a través de la lengua d´Oc derivó en Rochemadour.

Junto al albergue se encuentra este templo románico dedicado a la Virgen. La imagen de la Virgen es una hermosa talla del Siglo XII y 88 cms de altura.

Viste una complicada indumentaria compuesta de túnica, sobretúnica que dibuja un curioso plegado sobre la pierna derecha, toca anudada detrás de la nuca, y manto abierto, mientras que el Niño lleva túnica con orla al cuello y manto a modo de toga romana.
El rostro de María irradia serena expresión y presenta un óvalo casi perfecto en el que se integran los ojos almendrados, la nariz rectilínea y una boca menuda.

El cuerpo presenta piernas paralelas en ángulo recto, y mientras el brazo derecho forma ángulo de 90º, el otro, más abierto, se apoya en la rodilla y sujeta al Niño por la parte inferior. Éste, sentado sobre la pierna izquierda de María, bendice con la diestra levantada mientras que con la otra mano sujeta un libro.
A  finales del siglo XIX, cuando los capuchinos trataron de establecerse en la histórica ciudad de Estella, el señor obispo de Pamplona les dejó a su elección uno de los dos santuarios estelleses: el Puy y Rocamador”.

Los Capuchinos en Rocamador...

Los frailes decidieron establecerse en Rocamador, donde podían contar con una hermosa huerta, tan necesaria en los conventos capuchinos.

El 31 de julio de 1899 el provincial de los capuchinos elevó petición formal al obispado, recibiendo contestación favorable. Entonces, el provincial solicitó al general de la orden la urgente “aceptación de la benignísima oferta, porque se trata de una ciudad muy religiosa, por lo cual otras muchas religiones piden con la mayor instancia la erección de la propia casa y aceptarán esta casa si no aceptamos nosotros enseguida”.

El 30 de enero de 1901 el obispo concedió “la autorización que se nos pide por el tiempo de nuestra voluntad y de nuestros sucesores”, reservándose el derecho a autorizar o denegar las obras que desearan, y prohibiendo que sus cultos coincidieran con los de las parroquias.

Por varias veces el convento pasó de “casa de elocuencia” a “centro de estudios” de la orden, volviendo en 1953 a su primitivo destino: lugar de culto y predicación con particular atención al confesionario.

Tres años más tarde, mientras la mayoría de los frailes estaban predicando por los pueblos de Tierraestella para san Isidro, la noche del 14 al 15 de mayo de 1956, el convento se quemó casi por completo. Se  calcinaron muebles, libros y enseres, y quedó afectada también la iglesia.
Las obras de reconstrucción comenzaron el 1 de marzo de 1958, inaugurándose el 27 de noviembre del mismo año. 

Reanudada la vida conventual, el 23 de enero de 1967 se cerró el templo para repristinarlo porque “la iglesia de Rocamador es de estilo románico y su verdadero arte queda escondido y pasa desapercibido”.

En la reforma se eliminó parte del coro para dar más entrada de luz, el altar mayor se construyó de cara al pueblo, “y el presbiterio, que se cree que es de piedra de sillería, se limpiará de yesos y adornos”.

En el exterior se quitó la tierra que tapaba parte del ábside y transmitía fuertes humedades. Posteriormente, en 1975 se arregló el tejado cambiando el maderamen por vigas de cemento.

El convento de Rocamador continuó con esa dedicación al culto de la pequeña iglesia y atención al confesonario y a la predicación por los pueblos de la zona. En 1987 se traslado el noviciado la de provincia capuchina de Navarra a este lugar y se renovó totalmente dicha fraternidad. Desde 1993  hasta  2005  fue el lugar del noviciado de las provincias capuchinas que actualmente formamos la Provincia de España.

Hoy, junto al templo, se encuentra nuestro albergue.
Peregrino, no dejes pasar la oportunidad de saludar a la Virgen y pedirle que en tu caminar encuentres dibujados tus sueños, esperanzas e ilusiones.

 

Project by: 3eMultimedia

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar